Noticias

«El plástico se mezcla con el ocle y hace muy difícil verlo si no te fijas» Volver a noticias

30 junio 2019

Cápsulas de café, palos de chupachups, nailon, tapones y plásticos comparten escenario en Merón con la arena, el pedrero o los llamativos acantilados. Los restos de basura, imperceptibles en muchas ocasiones, llegan a la playa maliaya arrastrados por las mareas hasta formar parte de uno de los hábitats naturales más destacados de la parroquia de Argüero. Con el fin de frenar esta situación una veintena de voluntarios se dieron ayer cita en al arenal respondiendo a la convocatoria de la empresa cervecera Corona y la organización Parley for the Oceans. Ambas entidades están desarrollando a lo largo de toda España el proyecto 'Protect Paradise' con el que pretenden realizar una treintena de limpiezas.

«Veníamos buscando piezas grandes de plástico, pero nos hemos dado cuenta de que la mayoría son muy pequeños y se mezclan con el ocle, haciendo muy difícil verlos si no te fijas», reconocieron los voluntarios. Durante toda la mañana, limpiaron, recogieron y agruparon los diferentes restos que se encontraron en el arenal. Una tarea que, en ocasiones, resultó muy complicada, ya que algunas cuerdas se encontraban atrapadas por las rocas del pedrero, haciendo difícil su extracción.

El objetivo de esta campaña es concienciar sobre los plásticos de un solo uso, intentando eliminarlos por completo de la vida cotidiana. «Es un problema que nos afecta a todos. En Corona hemos empezado a elaborar las anillas con otros material y tenemos en marcha diversas iniciativas. Concretamente, las limpiezas de las playas se financian con una parte del dinero de la venta de los packs de seis bebidas», explicó Anxo Martínez.


©2019 AB InBev España. Todos los derechos reservados
AB InBev España recomienda el consumo responsable